ASOCIACIONES CONSTITUCIONALISTAS DENUNCIAN SU SENSACIÓN DE ABANDONO ANTE LA DELEGACIÓN DE GOBIERNO EN BARCELONA

Paralelamente a la gran concentración de Madrid, esta mañana se ha celebrado otra, bajo el lema “Catalanes con la España constitucional”, ante la Delegación del Gobierno en Barcelona, convocada por las entidades Impulso Ciudadano y S’ha acabat. Al acto asistieron unas 2000 personas.

Los convocantes, además de rechazar con contundencia el desafío separatista y subrayar cómo han sido sistemáticamente silenciados por el Poder nacionalista, han denunciado su sensación de abandono por parte de los diferentes gobiernos de España, que han cedido con mucha frecuencia a los chantajes nacionalistas, mostrando así una evidente falta de sentido de Estado.

En un manifiesto, leído por Rafael Arenas, catedrático de Derecho Internacional Privado de la Universidad Autónoma de Barcelona, se pidió al Ejecutivo español  que rechace  de manera firme los 21 puntos de Torra, por suponer “un ataque explícito a la soberanía española” y despreciar “la voluntad de todos los catalanes que no comparten los planteamientos nacionalistas”; que reconozca “la vulneración de los derechos fundamentales y el incumplimiento de las leyes y de la Constitución que se vive en Cataluña”; “que se declare que ninguna solución a la situación de Cataluña puede intentarse desconociendo las aspiraciones de los catalanes constitucionalistas”, y “que se adopten las medidas para la plena restauración del Estado de Derecho en esta comunidad”.

Entre las reivindicaciones concretas que los convocantes han reclamado que se consideren en cualquier proceso de negociación (que debería producirse antes que nada entre catalanes y siempre en el marco de las instituciones) están el fin del adoctrinamiento en las escuelas; el bilingüismo en administraciones, medios públicos y centros docentes, y el respeto a los símbolos e instituciones comunes, así como a los derechos a la libertad de expresión, de manifestación y no discriminación por razón de pensamiento.

El manifiesto (adjunto) apunta literalmente que: “Para los gobiernos nacionalistas en Cataluña no existimos, somos simplemente una irrelevancia o ciudadanos subordinados. Nuestras peticiones no son atendidas, nuestros derechos son pisoteados y cuando los reclamamos somos sometidos al acoso, al boicot y al ostracismo”.

Los lemas más coreados durante el acto fueron “Cataluña somos todos”, “Todos somos España” y, especialmente, “Aquí estamos, nosotros dialogamos”.

En la pancarta, con el lema de la concentración (Catalanes con la España constitucional), se encontraban representantes de las dos entidades convocantes y de otras trece que se sumaron al acto: Aixeca’t-Levántate, Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB), Asociación por la Tolerancia, Cataluña por España, Cataluña Pueblo de España, Segadors del Maresme, Somos Tabarnia, Moviment Tots Units, Timbaler del Bruc, Españoles de a pie, Concordia Cívica, Acción para la Mejora de la Enseñanza Secundaria (AMES) y Ciudadanos por la Libertad.

Los presidentes de Impulso Ciudadano y S’ha acabat, José Domingo y Josep Lago, han manifestado la intención de las dos entidades de continuar incidiendo en estas reivindicaciones ante diferentes instancias catalanas, españolas y europeas, por cuanto es imposible recuperar la convivencia en Cataluña sin escuchar a los catalanes moderados y radicalmente demócratas que creen y quieren seguir formando parte de la España constitucional.

Please follow and like us: